15/7/12

El Tschuein (o El Celendino)


.

Nuestro amigo Isauro Díaz Amayo, mejor conocido en Celendín como "El Tschuein", protagonizó en nuestro país su propio revival del rock and roll a inicios de los '70, con temas influenciados directamente por el salvaje ritmo impuesto por Bill Halley y Elvis en los '50 adaptados a la temática bucólica usual en las canciones de El Celendino (como en "El amor y los abigeos").

Es el caso de "Colegial corteganino" y "Anhelado amor", dos cóvers de Elvis pasados por la licuadora chilica: "Blue Moon of Kentucky" y "Too much".

¡Yeah, nena!

Roberto Gagliardi y Luis Berrocal, pertenecientes a la Columna Beat, nos cuentan, en este fragmento del libro "Días felices", la anécdota del sobrenombre del compositor celendino:

“De regreso por un tiempo a Celendín, llevó los primeros discos de rocanrol a Cajamarca mientras entonaba hasta el cansancio "Mistery train", la canción de Junior Parker y Sam Phillips que Elvis Presley hiciera popular en 1955, aquella cuyo coro dice: "Train, train... Train, train". La entonaba insoportablemente hasta cuando tomaba la sopa así que no tardaron en apodarlo así... o, mejor dicho, así como los celendinos lo escuchaban: "El Tschuein". Era un suceso, una fila de niños lo seguía mientras llevaba sus discos de radio en radio”.

No hay comentarios: