ALMA LATINA

.
Alma Latina fue una de las principales agrupaciones de latin* en el Perú de los 70, llegando a trabajar durante todo el 76 y 77 e intermitentemente a partir de 1978.

Walter La Madrid (bajo, percusión, compositor, arreglista) y Germán Cabieses (primera guitarra y compositor) idearon el perfil de la banda, para la que convocaron a Gloria Conti (voz), “Almirante” Jonas (voz y saxos), Walo Carrillo (batería) y Raul Maldonado (percusión y voz).


Oficialmente eran seis, pero en sus presentaciones en vivo los apoyaron Horacio Repetto (percusión y bongós); "Bam Bam" Miranda y el ex-Sebastianth Mario Varela; Vicky Contreras, Teresa Pacheco y Cecilia Bello ( coros). Además de invitados de primer orden como Pocho Purizaga, “Chino” Figueroa, Alfredo “Chino” Binda, Jean Pierre Magnet y Richie Zellon.

¡Qué bandón!

Y si a eso le agregas el poderoso look que lucían, desde la imponente belleza de Gloria Conti y el africa-look de tres pisos de Walter La Madrid hasta los malabares que sobre el escenario realizaba el “Almirante Jonas”, pues tendrás una clara idea de con qué pasión se vivió el latin en la movida local de esos años.


Aparte de los temas propios, hicieron covers en inglés de “Summertime”, “Misty”, “The more i see you”, entre otros. Por lo que muchos fans de la época pensaban, cuando salían por televisión, que eran una banda extranjera; o un capítulo musical de la serie “Patrulla Juvenil”.

En la producción contaron el apoyo de Santiago Suarez Vertiz, apodado por la banda como “El vendedor más grande del mundo”, un ya fallecido guitarrista de quien se cuentan las más alucinante anécdotas a favor de los escena local como, por ejemplo, la proeza de lograr que el mismísimo “Chino” Velasco fletara un vuelo en Antonov para poder llevar a bandas de rock como Kabul y Telegraph Avenue a la fiesta del Inti Raymi.

Por esos difíciles años de dictadura militar, Alma Latina llegó a grabar dos discos de 45 RPM: toda una proeza. La producción de los discos estuvo a cargo de Lucho Nevares y Willy Thorne; o sea, el baterista y el bajista/compositor de The Traffic Sound. La grabación la realizaron en la disquera de Ricardo “Buby” Palma Michelsen, quien hizo el contacto con Odeón-IEMPSA.

Gloria Conti, antes de fichar por los Alma Latina actuó en el programa “Onda juvenil” de Zoilita Soriano. Ella es hermana de otro reconocido músico: Jorge Conti, uno de los referentes de la "Nueva Ola Peruana". El verdadero apellido de los hermanos es Gonti.

Con respecto a ella, Walter nos cuenta: “Una de las cosa que más me llena de orgullo es que durante nuestras actuaciones siempre nos seguía una morenita que nos acompañaba callada a donde quiera que íbamos. Un día me animé a preguntarle el porqué de tanto afán: ‘Es que quiero aprender de tu cantante’, me reveló. Hoy ella es una grande: Susana Baca”.

En la actualidad, Gloria continúa cantando, aunque solo por motivos religiosos; Germán momentáneamente ha colgado las guitarras; Raul Maldonado y Walo Carrillo sí continúan activos; al igual que Walter La Madrid, quien ha sido parte importante de infinidad de bandas (musicales) y matiza su carrera con la enseñanza.



CODA DEL “ALMIRANTE”

Nadie recuerda con exactitud cuándo y cómo llegó al Perú el músico brasileño conocido como el “Almirante” Jonas. Los más memoriosos aseguran que durante los 50 ya acompañaba a vocalistas como Ima Sumac, Olga Guillot y Rolando La Serie en sus presentaciones en Lima. E inclusive, nos cuentan que a mediados de los 60, se dio el lujo de invitar a la diva Elis Regina a pasar una corta temporada por estas tierras.

Su residencia fue durante años una suite del hotel Crillón, en donde vivió invitado gracias a sus dotes musicales.

Walter La Madrid lo invitó un día a participar con la banda. Como ya era un músico exitoso, reconocido y amigo de medio mundo, los cronistas de espectáculos casi siempre presentaron a la banda como la orquesta del “Almirante” Jonas.

No solo tocaba el saxo y el clarinete magistralmente, su voz áspera le permitía entonar los temas más caletas de Louis Amstrong que contrastaban con la voz de Gloria Conti cuando entonaban el clásico brasileño “Mulher hilandera” o algún tema de la canción nordestina.

Repetidamente ingresaba al escenario por la parte de adelante, mientras entonaba su saxo a todo pulmón haciéndolo sonar más fuerte que la banda amplificada. Era espectacular.

Durante un tiempo Walter quiso formar una banda de blues con él, pero no se podía pues el “Almirante” interrumpía las canciones con su grito de guerra de esos años: “Alegría, alegría”.

Terminó haciéndose amigo del papá de Walter La Madrid, con quien eran contemporáneos, y mientras se echaban unos cafesinhos los años fueron pasando y su situación se volvió cada vez más precaria.

Aun así se le veía seguido por el malecón de San Bartolo, entonando gratuitamente “Rapsodia en blues”, mientras caía el sol, parado con su saxo, siempre solo.

El año nuevo del 85 Walter la pasó en Cerro Azul, cuando regresó le dieron la trágica noticia. Al sepelio solo acudieron los saxofonistas Freddy Roland, Peter Dellis y La Madrid . Lo velaron en su casa en la oscuridad, ese mes no se había pagado la luz. (HL/LB)

• Otras bandas de "latin-rock" que se mantuvieron activas durante la época del militarismo fueron: Sebastianth, El Comienzo, Nil's Jazz Ensemble, etc.




Comentarios

Entradas populares