CÉSAR ICHIKAWA

.
Para estos días se anuncia la reaparición musical del señor César Ichikawa, recordado vocalista de Los Dolton´s, el grupo peruano más internacional de los 60.

Propicia ocasión para:

1) Recordar que Los Dolton’s originales* no han vuelto a juntarse para tocar desde que terminaron de grabar, albores de 1975, el LP “El retorno de ...”.

2) Anhelar que no esté tan lejana una pronta reunificación de la banda original*.

Sus fans de la época y sus fans actuales se los agradeceríamos.

Hablando de “El retorno de ...”, que es el más original y el menos difundido LP de Los Dolton’s, les contaremos que se encuentra compuesto casi exclusivamente de temas de autores nacionales y que en él hace su debut como compositor, ¡y de qué manera!, el mismísimo César Ichikawa, con un repertorio de temas claramente influenciados por el flower-power y el sonido progresivo, los cuales tuvo oportunidad de beber directamente de la fuente durante su estadía en Estados Unidos.


Como siempre, la guitarra del extraordinario Walter Bolarte destaca en cada uno de los temas y la banda en general goza de una saludable condición musical, contando con el apoyo de otros músicos contemporáneos . Tal vez por eso se animaron a cerrar el disco con un medley con nuevas versiones de clásicos suyos como “Nadie te quiere ya" y “El último beso”.

A continuación transcribimos un fragmento de la conversación que tuvimos con César hace unos meses y que pueden leer mientras escuchan algunos temas de ellos.










* * *

—¿Cómo se inició en el canto?
CÉSAR ICHIKAWA: —A mí desde siempre la música me ha jalado, así que cuando ingresé a la facultad de Economía de la Universidad San Marcos también ingresé a su coro que dirigía la señora Rosa Alarco y con quienes llegué a presentarme en Chile.

—¿En la UNMSM conoció a al bajista Javier Román?
Sí, y es que él también estudiaba en San Marcos. Ahí me contó que formaba parte de un grupo de Breña en el que cantaba Gerardo Rojas (el popular Gerardo Manuel). De allí Gerardo pasó a Los Shain´s y yo, que ya los acompañaba siempre, pasé a ser el cantante.
Ir a verlos, en esa primera ocasión, fue algo muy fuerte porque hasta entonces no había tenido un contacto tan directo con músicos interpretando en vivo así que escuchar los amplificadores y las guitarras fue algo impactante.

—¿Y tu familia cómo tomó lo de tu incursión en la música?
Bueno, a mi papá creo que nunca le gustó mucho que yo fuera cantante, él era un señor japonés tradicional, de negocios, de comercio, muy conservador. Aunque cuando ingresé al grupo no me dijo nada. Un día entramos a su oficina para pedirle un préstamo para comprar unos amplificadores, salimos después de tres horas con un sermón acerca de la responsabilidad pero con el dinero. Por supuesto que se lo devolvimos al toque. Él no me vio cantar hasta cuando reaparecí en el año 2000.

—Y el grupo tendría mucho jale con las chicas…
—Y con los chicos, porque cuando cantábamos las chicas gritaban y los patas bailaban, así era la onda.

—¿Y qué tal era el sonido en las matinales?
Eran presentaciones rápidas, de cuatro temas más o menos. Cada grupo traía sus propios amplificadores pero el cantante siempre cantaba con el equipo del cine, así que yo era el más ensartado porque me tocaban unos equipos malazos, si hasta con bocina he cantado. ¿Cómo sonaría? Me gustaría retroceder el tiempo y escucharme.

—¿Llegaron a tocar en el extranjero?
Fuimos a Bolivia, estuvimos en La Paz, Cochabamba, Oruro, Santa Cruz, creo que tocamos solos, no recuerdo, pero lo que no se me olvida es que allá conocían todos nuestros temas y que cantar en altura era bravazo, si hasta llegué a quedarme sin voz.

—Los Dolton’s fueron probablemente el grupo peruano más conocido internacionalmente**, entre otras cosas, porque “El ultimo beso” sonó en toda Latinoamérica y porque los LP fueron editados en su momentos en Venezuela, México, Bolivia, y muchos países más, según notas de la época.
Bueno, la disquera era quien manejaba la parte del negocio y la distribución. En realidad, nuestra participación era más como si fuera un juego. Si lo hubiéramos tomado en serio y dedicado a producir nuestros discos, organizar nuestras giras y los conciertos, tal vez hubiera entrado mucho más dinero que profesionalizara nuestra mentalidad como grupo musical. Pero por esa época todos pensábamos en que era una forma de ayudarnos a terminar la universidad y que acabada ésta se terminaría la banda, que fue lo que sucedió.

—En 1969 graban el LP “Los Dolton’s hasta siempre” y posteriormente te vas de viaje.
—Con el dinero que había obtenido de Los Dolton`s me fui a Estados Unidos y de ahí a Japón. Quería quedarme solo unos meses en los EE.UU. para ver algunos grupos pero con el tiempo esos meses se alargaron. En el primer concierto al que fui actuaban Jeff Beck y Joe Cocker. Allí yo pude vivir en verdad la era de la psicodelia. Luego de Nueva York me fui a San Francisco en pleno flower power y pude ver en un festival en Santa Clara, Los Angeles, a Jimmy Hendrix y a The Doors. También vi a Chicago, a Blood, Sweat and Tears, Credence Clearwater Revival, Santana y al Blind Faith de Eric Clapton y Steve Winwood. Fue una época también fue muy especial en la que mi visión de la música se abrió totalmente.
Woodstock me lo perdí porque ya me había ido a Los Angeles cuando sucedió. Los conciertos eran una flotada total, siempre en la onda pacifista, la gente quería crear un mundo de armonía, de hermanos, de paz, aunque después la cosa degeneró. Regresé al Perú en 1972.

—¿Y “El retorno”?
—Para ese proyecto la misma disquera nos contactó. En esa época ya no estaba Enrique Lynch, quien había sido el productor musical de nuestros anteriores LP y quien sugería las canciones que debíamos grabar. La dirección musical estuvo a cargo de Rulli Rendo. Ahí yo tocó la flauta en algunas canciones. “Debes regresar al pueblo”, es un tema mío, así como otro donde toco el charanguito. Pero el disco no pegó ni tampoco hicimos presentaciones.

—¿Intentaron reunirse alguna otra vez?
—En los 80 nos propusieron volver a juntarnos. Teníamos planes de tocar y grabar pero por cuestiones de nuestros trabajos no se concretó. Finalmente nos separamos aunque siempre en plan amistoso.
Posteriormente en el 2000 hice unas presentaciones en las que tampoco se pudo concretar la idea de reunirnos con Walter Bolarte. Fue una lástima. (LB/HL/JG)



*
Los Dolton’s que
en la actualidad se presentan exitosamente en varios locales, están encabezados por Fernando Bolarte, el único miembro original del grupo.

** Según el legendario cronista Guido Monteverde, en uno de sus críticos artículos escrito a mediados de los 70, las bandas peruanas más conocidas internacionalmente eran: Los Pasteles Verdes, Los Dolton`s y We All Together.




.

Comentarios

GENIAL, A PÉSAR QUE HA PASADO UN BUEN TIEMPO DESDE QUE PUBLICATE ESTA NOTA; RECIEN LA VEO. LO QUE YO QUIERO ES ESCUHAR A CESAR ICHIKAWA, LA VERDAD HA SIDO UNA SUERTE QUE HAIGAS PODIDO HABLAR CON ÉL, CON QUE ME DIJERA UN SIMPLE "HOLA" YO MORIRIA, LASTIMA QUE DE ÉL EN LA ACTUALIDAD NO SE SABE NADA. EN FIN SUERTE Y QUE VIVA EL ROCK PERUANO.

Entradas populares