5 de marzo de 2018

Los Yetis

Los colombianos Los Yetis grabaron, a partir de 1966 (vía Discos Fuentes), un repertorio atómico-agogó que los llevó al éxito y a colaborar con el poeta nadaísta Gonzalo Arango en el clásico “Llegaron los peluqueros”.

Este 2018 la reedición de su primer LP vuelve a reverdecer su gloria, cosechando elogios como los de la revista en-línea norteamericana Popmatters, que puede leer completo en este link:


https://www.popmatters.com/los-yetis-los-yetis-2533878596.html


* * *

Invernantes cansados, regocíjense: el deshielo está cerca. O, al menos, eso es lo que siente Vinilísssimo al relanzar el vinilo homónimo de Los Yetis. Originalmente aparecido en 1966, Los Yetis irradian calidez retro. Son once canciones de la época de la jukebox que luego rematan con un explosivo tema original: "Ya no te Aguanto Más", que sin alcanzar los dos minutos, es el golpe más potente de garage-rock del álbum. La celeridad es alta y la melodía está caliente; las voces ocasionalmente se sumergen en gruñidos arenosos. Es el momento más brillante y emocionante del álbum. Pero no nos adelantemos demasiado, hay muchas canciones buenas en el camino.

Vientos y un ritmo bailable abren la primera cara del álbum, una versión de Little Anthony and The Imperials, "Shimmy Shimmy Ko Ko Bop". Después de un par de canciones más lentas, "El Juego del Amor" trae una energía más salvaje cuando los chicos de Los Yetis comienzan la versión de Wayne Fontana con unos pocos gritos mudos y luego tiran cada línea con despreocupada arrogancia. No hay mucha diferencia tangible entre esta versión y el original, pero los cambios sutiles en los arreglos y actitudes hacen que la versión de Los Yetis sea un poco más estricta, no solo por una producción más mínima sino porque el grupo se enlaza muy bien. El final del lado A, una rápida interpretación de "Help" de los Beatles, para mantener la pista de baile viva y saltando.

En el lado B, todos los signos de balanceo suave quedan fuera del cuadro. "La Bamba" lo pone en marcha, marcando el tono para el resto del álbum. Incluso la balada descorazonada "Tú me dijiste adiós" (originalmente del grupo de español Los Brincos), a pesar de su melancolía, mantiene el impulso para que el grupo pueda regresar sin problemas a los ritmos más rápidos de "Por qué te vas" y su ilimitada interpretación de "La Pócima de Amor" ("Love potion number nine" de Searchers, pero sonando más fresca y ligera). En "Ya no te aguanto más", la banda suelta un estallido de energía final.

Por supuesto, la nostalgia juega un papel importante en la apreciación de Los Yetis, tal como lo hace en tantas reediciones. Pero entre tantos grupos locales de chicos de los 60s que versionean a los Beatles, Los Yetis aparecen como el artículo genuino. Eso no es solo una conversación de retrospección color de rosa. El sello colombiano Discos Fuentes inicialmente seleccionó al grupo para una compilación de jóvenes bandas colombianas que fue tan exitosa en todo el país que llevó a este LP debut y a una carrera que los llevó a liderar toda la escena del rock psicodélico colombiano de los años sesenta. Los Yetis marcan un comienzo sólido, pero quizás la mejor parte de escucharlo nuevamente es saber cuánto potencial se daría en la banda durante su breve carrera inicial y el poder reconocer que Los Yetis fue solo el comienzo de un gran avance.






No hay comentarios:

1968: BAJOS Y AGUDOS DE UNA REVOLUCIÓN EN STÉREO

Las transformaciones llevadas a cabo por el gobierno de Juan Velasco Alvarado resonaron también en la vida musical nacional, para bien y par...