5 de marzo de 2018

We All Together

Desde Brasil, merecida apología a los We All Together y Carlos Guerrero, cantante y compositor del grupo, llamado también “el McCartney latinoamericano”, por su labor durante la primera mitad de los setenta con los WAT, que alguna vez fueron declarados el mejor conjunto musical de esos años por el INC; y que en los 80 se volvieron a juntar, siempre bajo esa devoción beatlemaniaca, aunque ya sin la participación de los hermanos Cornejo. 

Acá la nota que llega gracias al portal Senhor F y abajo traducción de una parte:

http://portal.senhorf.com.br/interna.php?P=1191


►▼◄
América Latina también tuvo su Emmit Rodhes; o sea, su mejor "traductor" de Paul McCartney, en los años setenta. Él responde al nombre de Carlos Guerrero, es peruano, y formó parte del grupo We All Together, en la primera mitad de aquella misma década.

Con ellos, lanzó dos discos de antología, y una serie de singles, con versiones de clásicos del propio Macca y también de Badfinger. Si los uruguayos Los Shakers recuerdan a los Beatles en su primera fase, We All Together podrían ser los Beatles en su versión "setentera". Además de cantante y compositor, Carlos Guerrero también produjo los discos de la banda.

Los WAT forman el trío básico del rock peruano, al lado de Los Shain´s (de orientación beat y garage) y Traffic Sound (el lado psicodélico del rock local), que también produjo bellas bandas como Los Saicos, Los Belking´s, Los York´s, Telegraph Avenue y Laghonía, entre otros.

Formados en 1971, además de Guerrero (vocales), el grupo contaba con la participación de Carlos Salom (piano y órgano), Ernesto Samamé (bajo) y los hermanos Saúl (guitarra y voz) y Manuel Cornejo (batería) - todos egresados del recién extinto grupo Laghonia. Willie Thorne (guitarra ritmo, piano y órgano) y Felix Varvande (teclados) también formaron parte de la banda. El grupo grabó sólo dos álbumes, bautizados como We All Together y We All Together 2, lanzados entre 1972 y 1974, con repercusión local.

En su primer álbum se destacan las canciones como ‘Children’, ‘Young people’ y ‘Dear Sally’, todas de autoría de la banda, y en el mejor estilo McCartney / Beatles. Al lado de sus propias canciones, el grupo también hace notar sus influencias en versiones del principal ídolo –‘Tomorrow’, ‘Some people never know’ y ‘Bluebird’, además del ‘Carry on till tomorrow’ de Badfinger–. En todo el álbum, desfilan canciones totalmente beatlemaníacas, con bellas armonías vocales, pianos y cuerdas. Aún hoy, es impresionante la calidad de las voces de Guerrero y su grupo, fieles a la escuela pop sesentera.

En su segundo álbum –We All Together 2–, un poco más alejado de las influencias, y con mayor peso autoral, el grupo se equiparó a grupos gringos como los ya citados Badfinger, Raspberries y otros seguidores de Lennon & McCartney. En ese disco, el piano –por cuenta, tal vez, de la influencia de Lennon– gana más peso en el instrumental, sosteniendo las armonías aún más refinadas de Guerrero y del grupo. En bandas como ‘Cloudy Night‘, el grupo lleva al extremo la pasión por la sonoridad de los chicos de Liverpool, al mismo tiempo que introduce tonadas latinas. De ese disco, ‘Band on the run’ es el único cover.

La obra de We All Together sintetiza uno de los momentos más importantes del rock peruano y latinoamericano, particularmente por la calidad autoral y vocal. Las dos obras permanecen tan presentes como los mejores trabajos del ídolo Paul McCartney en los años setenta, y llaman la atención de los fans de Beatles o de la buena música pop.






No hay comentarios:

Tres canciones anarquistas peruanas por el 1 de mayo

Por el 1ro. de Mayo, “día de la protesta del trabajo esclavizado”, transcribimos tres canciones publicadas en “La lira rebelde proletaria...