20/1/17

1957, LP de Eulogio Molina y sus Rock and Rollers


El LP “A bailar rock and roll”, de Eulogio Molina y sus Rock and Rollers salió a la venta unos días después del single “Mambo rock”.

Don Eulogio, extraordinario clarinetista que actualmente radica en Venezuela (y quien no debería necesitar mayores presentaciones si valoráramos como es debido a nuestros músicos) encabezó la Orquesta de los Hermanos Molina desde los años 50, que con igual maestría ejecutaba el último bossanova como cualquiera de los clásicos de Frank Sinatra.

La elección del cantante para el proyecto fue todo un hallazgo del dueño de MAG, quien se percató que el tono de voz de Michael Ángel Olivera Bauza (Mike Oliver para los amigos musicales) era muy parecido al de Bill Halley. Al boricua-norteamericano, sus interpretaciones de Dean Martin y Frank Sinatra lo habían traído de gira por Sudamérica. Perdió su corazón en Lima a manos de una limeña ligada al ambiente criollo, comenzando a alternar las noches de jarana con ocasionales actuaciones. El parecido vocal era tal que «en Ecuador casi arman un lío creyendo que los engañaban con regrabaciones de Bill Halley» (Fuente: diarios y revistas de la época).

Publicamos la portada del LP restaurada virtualmente, porque la única copia que tenemos está en estado calamitoso. Gracias a Roberto Gagliardi por compartirla.




El disco fundacional del rock peruano


El 22 de enero de 1957 salió a la venta el primer disco de rock and roll interpretado por un grupo peruano: Eulogio Molina y sus Rock and Rollers (canta Mike Oliver), con “Mambo rock” / “Razzle Dazzle” (en 78 y 45 RPM), un éxito que solo el día 24 alcanzó a vender medio millar de ejemplares (Fuente: diarios de la época).




1957, LP de Los Millonarios del Jazz


Durante el verano de 1957 Sono Radio sacó a la venta el LP de 10 pulgadas de Los Millonarios del Jazz titulado “Rock and roll”, que incluía la canción “Rock with us”, un R&R compuesto en estas tierras al unísono por el pianista Pepe Morelli y el cantante irlandés afincado en Lima Pat Reid (33 años), baterista y cantante.

Completaban el grupo el argentino Jorge Mirkin (33) en el clarinete; y los nacionales Guillermo Vergara (28), en el contrabajo, y el legendario guitarrista Elías Ponce (el menor de ellos), quien paralelamente tocaba con sus hermanos en Los Hermanos Ponce, con quienes solía interpretar temas de Elvis en sus actuaciones en vivo en radio El Sol.

La celebridad que alcanzó el grupo con sus interpretaciones de R&R fue tanta que emergieron otros grupos imitándolo, con nombres como Millonarios del Rock o Millonarios del Ritmo, grupos que amenizaron las agitadas fiestas de carnaval de ese verano, en donde el R&R se bailó en todas las fiestas privadas. Y en los hogares, en donde a mitad de la canción se golpeaba el tocadiscos con el talón cambiando de velocidad a la canción, no faltó un vinilo de R&R.

La euforia alcanzó sus mejores bemoles en los teatros de las radios. El guitarrista de Los Millonarios, Elías Ponce, mientras arremetía con el punteo de “Mambo Rock” en un teatro radial, fue salvajemente besado por una iracunda rubia de unos 18 años, resultando con una mordedura en la boca de poca consideración (fuente: diario Última Hora).




Y en la Literatura...


El arquitecto, periodista y literato Héctor Velarde (1908), autor de numerosos relatos humorísticos en los cuales dejó testimonio de su época, publicó a inicios de 1957, en El Comercio, este relato en el cual presenta a un “zambito rocanrolero” enfermo de mucho bailar la música de esos “salvajes rubios”. Esta es la ilustración que acompaña al texto.


Elvis arriba a Lima


Y como no puede existir verano del R&R sin El Rey… Elvis llegó en marzo del 57 a Lima en blanco y negro, vía Su película “Love me tender” (titulada en Perú y Chile como “La mujer robada”). Solo en el cine Excelsior y lamentablemente solo para mayores, aunque posteriormente Sus películas bajarían el límite de edad. Se dejaron escuchar “Love me tender” y “We're gonna move”, que debió generar muchos gritos y aplausos.




Bamboleo frenético, 1957


Luego del estreno de “Al compás del reloj” muchos cambiaron su opinión con respecto al R&R. El crítico de cine François Guzmán cuenta así su Camino a Damasco: «Rock, rock, rock, real crazy, no square, it´s R&R, que si no entienden debieron haber madrugado para la matinée del Diamante. Fui a ver cómo reaccionaban los conejillos de Indias de esta primera función de “Al compás del Reloj”. La galería a reventar, media platea, muchos blue jeans, bulla y aplausos a cada rato. A las siete, después de comprarme dos LP de Bill Haley´s Comets me di cuenta de que había quedado ´fanatizado´. Ni los columnistas, por lo general inmunes a todas las vacunas, nos podemos escapar de esta plaga».

Este éxito apresuró el estreno de “Rock, rock, rock. Bamboleo frenético” (25.01.57), que bajo el nombre de solo “Rock, rock, rock” fue estrenada a inicios de diciembre de 1956 en EU. Con Chuck Berry, The Johnny Burnett Trio, Frankie Lymon and The Teenagers, Lavern Baker, LaVern Baker y The Moonglows & The Flamingos, entre otros.




EL VERANO DEL R&R


En los primeros meses de 1957 la mala semilla del rock and roll germinó en la desértica capital peruana. De Miraflores al Rímac y de Chosica al Callao, los jóvenes, adolescentes y niños llevaron el nuevo compás a las portadas de los diarios y lo convirtieron en tema de debate nacional. Así que durante toda la calurosa estación se habló de rocanrol en cines, radio, diarios, fiestas de carnaval, tiendas de discos y hasta en la literatura.

La fechas centrales de estos acontecimientos fueron el 22 de enero, cuando sale a la venta el primer disco de rock and roll interpretado por un grupo peruano: Eulogio Molina y sus Rock and Rollers (canta Mike Oliver), con “Mambo rock” / “Razzle Dazzle” (en 78 y 45 RPM); y el 31 de enero de hace sesenta años, cuando los jóvenes rocanroleros destrozaron las butacas del cine-teatro Perricholi al no ser atendidos sus reclamos de más números de baile de R&R en lugar de mambos y chachachás.

Así que esta semana, por el FB de Sótano Beat y por acá, tendremos desborde de rocanrol. En la foto, pandilla de rocanroleros peruanos a fines de los 50 (nótese el tupé de sus peinados) asisten a una competencia de baile con orquesta en vivo.




1957: LOS COMETAS CRUZAN EL RÍMAC


Hace 60 años con la llegada de “Al compás del reloj” al circuito de cines de barrio terminó de popularizarse el rocanrol en Lima. Los jóvenes aprovechaban las proyecciones para demostrar sus habilidades dancísticas antes, durante y después de la función, ya sea en la entrada, los pasillos o encima del escenario, cuando podían capturarlo.

El anuncio de su estreno en Lima había alarmado un mes antes a la prensa, que noticiaba de los desmanes que los jóvenes causaban durante las proyecciones de la película en Europa y América:

CARETAS: «Se puede asegurar sin embargo que en Lima somos considerablemente inmunes a este tipo de contagios».

LA CRÓNICA: «Jorge Gargurevich, redactor de la primera edición de La Crónica, dice que el rock and roll no pegará en Lima. Por su parte, Hernán Velarde, quien ya sabe algunos pasos de este movido ritmo, afirma todo lo contrario. Ah, muchachos».

Juan Mesías de ÚLTIMA HORA: «¿Llegará a imponerse en el Perú el R&R? Como la pregunta la escucho constantemente trataré de darle contestación. La respuesta es: ¡NO! Y no gustará porque para bailar este ritmo se requiere del carácter sajón —extravagante y despreocupado— que admite contorneos morbosos y ridículos entre los jóvenes danzantes. Si el R&R llega a gestar acá será solamente a un reducido grupo de personas».

En ÚLTIMA HORA el legendario crítico de cine François Guzmán, un día antes del estreno, agregaba: «Los espectadores, quizás sin saberlo, serán una especie de conejillos de Indias. Terminada esta primera proyección de “Al Compás del Reloj” sabremos, gracias a estos valientes espectadores, si existe en el peruano suficiente defensa para inmunizarnos a las ´fanatizantes´ consecuencias del R&R».

Subestimaban todos lo que unas gotas de rock and roll podían producir sobre el corazón inflamable de un adolescente.





Fuente: Hugo Lévano (2012) “Así se forjó el rock nacional”, en Días Felices (Editorial Contracultura).




.

Chabuca Granda, Patrimonio Cultural de la Nación


La obra de Chabuca Granda (“vanguardista y tradicional al mismo tiempo”) ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Nación, que a partir de ahora velará, según dispone la ley, por su protección, conservación y amplia difusión. Que así sea.



Rock de los 80


Esta es la banda limeña Espectro, de inicios de los años ochenta. Ahí tecleaba el órgano Wicho García, quien luego formaría a los No Name y luego pasaría a Narcosis.

Lo curioso del caso es que en estos dos temas que colgamos, que jamás salieron en disco o casete (“Vacaciones de rock’n’roll” y “Pateando latas”), Espectro parece tener esa frescura amateur low fi de aquellas perdidas bandas de garage de los sesenta, que uno suele escuchar en los compilatorios “Pebbles” o “Back from the grave”, gracias a ese órgano que emula a un Farfisa, un Acetone o un Elka Panther, y ese efecto de la guitarra que semeja un fuzztone.

* * *

Este ensayo lo conservaba Dyego Beatfolk en un casete y fue grabado en la sala de Pico Ego Aguirre.
Gracias por compartirlo, Tiago.





1967, Golden Stars: Ángel