24/12/11

Navidad para todos los gustos


Si lo tuyo es la música lounge, te garantizamos satisfacción total a la escucha de “Alegre Navidad”  de los Peruvian Brass, el LP que Nico La Grutta, Walter Ugarte, Lalo Valcárcel, José Durand, Carlos Peñaloza y Federico Herrera (todos bajo la dirección del gran Víctor Durand) grabaron a inicios de los 60. 

Son doce versiones instrumentales de clasicasasazos de Nochebuena que te aliviarán de las fatigas de estas fiestas. Ideal para aeropuertos, supermercados, galerías comerciales y la ruta del  Metropolitano. Ahí van dos temas:






Ahora, si lo tuyo no es el lounge y eres de los que les gusta recibir estas fiestas bailando desenfrenadamente al ritmo de tu cumbia beat, pues acá también tenemos. Ahí van dos temas originales: al modo reflexivo-bailable de Ica y al imbatible estilo de la gente de Vitarte:

13/12/11

Kike Martino – El llavero y mi corazón




El verano del 1964 inspiró a Kiki Martino un tema inmortal, una mezcla de las tres fiebres que estremecieron los primeros años de los 60: la música italiana del festival de San Remo, la nueva ola y, sobre todo, el twist.

El género musical del “contorneo pornográfico” logró altos vuelos por estas tierras: despegó rápidamente con la interpretación de los nuevaoleros, alcanzó nuevas alturas con grupos como los Astoria Twister, Duraznito y sus Twisters, los Hi Fi, los Silver Twisters y los Zodiacs, y realizó inusitadas piruetas con las versiones de las orquestas de los clubes nocturnos, que lo tocaban cabeceado con guaracha.

Kike, 27 años, actor de teatro y televisión con estudios de canto y música, confesaba haber compuesto por esos días unos doscientos temas entre huaynos, valses y twist, varios de las cuales llegaron a ser grabados por Connie Philp, Jimmy Santi, Koko Montana y Paco Daglio.

La canción que puso de moda entre los muchachos el regalar un llaverito y el disco en 45 RPM para declararse y que se puede escuchar hasta nuestros días en las radios y conciertos del recuerdo, logró también el éxito versioneada en varios países de Latinoamérica.

Se cerraba así una etapa de la música nacional, los tiempos cambiaban y la influencia de los primeros discos de los Beatles que llegaban a Lima resonaban en los cantos de los nuevos grupos de beat y enfermedad que estaban doblando la esquina.

Kike abandonó la profesión musical unos años después y emigró a Estados Unidos, en donde falleció. Acá les dejamos el twist que grabó acompañado de la orquesta de Peter Dellis, pueden escuchar el chiqui chiqui chiqui porro pompom las veces que quieran que ese 45 no se gasta (hh).